El malware no respeta ni tragedias como la del maratón de Boston

1

El malware no respeta ni tragedias como la del maratón de Boston